Crema Agria Vegana / Vegan Sour Cream

Me encanta la crema agria, pero no me era fácil encontrar una crema agria vegana (que me gustase) en tiendas. Por esta razón, me animé a ir probando y mezclando varios ingredientes hasta conseguir esta crema. Esta es una crema agria vegana con base de anacardos y 100% vegetal, por lo que es apta para veganos y personas intolerantes a la lactosa. También es muy apropiada para quienes quieran reducir o suprimir su consumo de lácteos.

La crema agria, tradicionalmente, se hace con leche fermentada y se utiliza mucho en la cocina mexicana o francesa. Es bastante versátil, ya que la podemos utilizar en platos salados, picantes o incluso dulces.  Nosotros la tomamos bastante con tacos tipo mexicano y, por ejemplo, en mi quiche de champiñones y puerro.

Los anacardos, como todos los frutos secos, son ricos en ácidos grasos saludables. Además son muy ricos en proteínas, y tienen una buena dosis de minerales como el fósforo, magnesio, selenio y zinc. Contienen también vitamina E y vitaminas del grupo B (B3,B5,B9,B1,B2 y B6).
Por todo ello, son ideales para cuidar y proteger nuestro corazón, además de llenarnos de energía.

Esta crema agria vegana la podéis preparar en casa de forma rápida, económica y fácil. Lleva muy pocos ingredientes y, para hacerla, sólo necesitaréis un procesador de alimentos. He utilizado anacardos porque creo que dan mejor resultado en este caso por su textura y sabor pero, si lo preferís, podéis utilizar almendras.

 

Vamos con los ingredientes:

  • Una taza de anacardos (unos 80 gramos aproximadamente) remojados durante la noche. El remojo servirá para que su textura sea más blanda y cremosa y también para que asimilemos mejor sus nuetrientes.
  • Un par de cucharadas de zumo de limón.
  • Una cucharadita de vinagre de manzana.
  • Una pizca de sal. Si creéis que necesita más sal la podéis añadir después).
  • Aproximadamente 50 ml de agua.
  • Una pizca de ajo en polvo.

 

La elaboración es muy sencilla:

 

  • Introduce los anacardos en el vaso de la batidora o procesador de alimentos.
  • Añade el vinagre, el zumo de limón, la sal, la mitad de agua y el ajo.
  • Procesa todo junto a velocidad media-alta y añade el resto del agua poco a poco.
  • Sigue procesando hasta alcanzar una textura cremosa.

 

Ya tenemos la crema lista para servir, aunque adquiere mejor textura una vez fría. En el frigorífico la podemos conservar aproximadamente 10 días en un recipiente hermético.

 

Espero que os guste!