Bombones crudiveganos de coco y limón Veggie Boop

Hoy os traigo una receta cruda y vegana para que podáis hacer en casa, de forma fácil, rápida y económica: bombones de coco y limón que, además de estar muy buenos, podéis preparar de forma muy sencilla y conservar en el congelador para disfrutarlos en cualquier momento. Los ingredientes principales son almendras, coco y limón, ingredientes fáciles de encontrar y al alcance de la mayoría de presupuestos. Para endulzar he utilizado un poco de sirope de ágave crudo, pero si lo preferís podéis utilizar cualquier otro endulzante que os guste, o no utilizar ninguno si os gusta la acidez del limón.

Os hablaba de las almendras en la receta de leche de almendras y, si la habéis hecho, esta receta es perfecta para aprovechar la pulpa que os ha sobrado al hacer la leche. Si tenéis un rato, podéis hacer las dos recetas y aprovechar así mejor las almendras. Añadiendo coco y limón, tendréis un snack estupendo y dos recetas por (casi) el precio de una, a que es genial?

Nosotros solemos disfrutar de estos bombones con el café o el té de la merienda (fika, como lo llaman aquí), aunque son ideales en cualquier momento del día o incluso para obsequiar a familiares y amigos. Una vez los llevé al trabajo y la verdad es que gustaron mucho, el toque del limón y la textura que les aporta el coco son ideales.

¿Queréis probarlos?

 

Ingredientes (aproximadamente 20 bombones):

  • La pulpa sobrante de hacer leche de almendras, o 200 gramos de almendras crudas sin piel, remojadas la noche anterior.
  • Aproximadamente 100 gramos de coco troceado, rallado o triturado.
  • 2-3 cucharadas de sirope de ágave crudo.
  • 1 cucharada y media de aceite de coco.
  • El zumo de un limón pequeño, o medio si es grande.
  • La ralladura de un limón. Al utilizar la cáscara de la fruta, es recomendable que la fruta sea Eco.
  • Una pizca de sal.

 

Elaboración:

  • Si no has hecho la leche de almendras, coloca las almendras crudas en un procesador y tritura.
  • Si tienes la pulpa sobrante de la leche de almendras, ponla en el procesador.
  • Añade el coco y tritúralo junto con las almendras.
  • Añade el aceite de coco, el sirope de ágave, el zumo de limón, la sal y la ralladura de limón y tritura de nuevo.
  • Debe quedar una masa consistente pero flexible. Si os ha quedado demasiado sólida, podéis añadir una o dos cucharadas de agua.
  • Guardad en el frigorífico media hora.
  • Transcurrido este tiempo, podéis tomar la masa y hacer las bolitas con la mano. Si queréis podéis cubrirlas con coco rallado o con muesli o cereales, o incluso cubrirlas de chocolate fundido.
  • Guardadlas en frío hasta que las vayáis a consumir. A nosotros nos encanta la textura que adquieren al congelarlas y las consumimos directas del congelador.

 

¡Espero que os gusten!

Share This