Hoy os traigo una receta cruda y vegana para que podáis hacer en casa, de forma fácil, rápida y económica, estos bombones de coco y limón que, además de estar muy buenos, son mas sanos que los dulces comerciales al no llevar azúcar refinada y contener grasas saludables con un bajo contenido en aceite.

Los ingredientes principales son almendras, coco y limón, ingredientes fáciles de encontrar y al alcance de nuestra economía. Para endulzar he utilizado sirope de ágave, pero si lo preferís podéis utilizar panela (aunque yo os recomiendo el sirope).

Os hablaba de las almendras en la receta de leche de almendras y, si la habéis hecho, podéis hacer estos bombones aprovechando la pulpa que nos ha sobrado al hacer la leche. Si tenéis un rato, podéis hacer las dos recetas y aprovechar así mejor las almendras. Dos recetas por (casi) el precio de una, a que es genial?

Os recomiendo disfrutar estos bombones  con el café o el té de la merienda, aunque son ideales en cualquier momento del día o incluso para obsequiar a familiares y amigos.

 

Los ingredientes son (para aproximadamente 20 bombones):

  • La pulpa sobrante de hacer leche de almendras, o 200 gramos de almendras crudas sin piel.
  • 70 gramos de sirope de ágave.
  • Aproximadamente 100 gramos de coco troceado, rallado o triturado.
  • 1 cucharada y media de aceite de coco.
  • El zumo de un limón (si es jugoso, si no es jugoso, poned el zumo de dos limones).
  • La ralladura de un limón. Al utilizar la cáscara de la fruta, es recomendable que la fruta sea Eco.
  • Una pizca de sal.

 

Elaboración:

  • Si no has hecho la leche de almendras, coloca las almendras crudas en un procesador y tritura.
  • Si tienes la pulpa sobrante de la leche de almendras, ponla en el procesador.
  • Añade el coco y tritúralo junto con las almendras.
  • Añade el aceite de coco, el sirope de ágave, el zumo de limón, la sal y la ralladura de limón y tritura de nuevo.
  • Debe quedar una masa consistente pero flexible. Si os ha quedado demasiado sólida, podéis añadir una o dos cucharadas de agua.
  • Guardad en el frigorífico media hora.
  • Transcurrido este tiempo, podéis tomar la masa y hacer las bolitas con la mano. Si queréis podéis cubrirlas con coco rallado o con muesli o cereales, o incluso cubrirlas de chocolate fundido.
  • Guardadlas en frío hasta que las vayáis a consumir

 

Espero que os gusten!