Os confieso que compré unas calabazas preciosas para hacer pastel de calabaza, pero hoy me apetecía más hacer esta crema de calabaza y naranja para comer, así que dejaré la receta del pastel de calabaza para más adelante.

Es una receta sencilla, fácil y económica ya que utilizo ingredientes de temporada y muy fáciles de encontrar en cualquier mercado.

El ingrediente principal es la calabaza y la acompaño de naranja, cebolla, jengibre y ajo, todos ellos alimentos que nos ayudan a preparar y proteger nuestro organismo durante el otoño y el invierno por sus propiedades naturales.

La calabaza es alta en betacarotenos y vitamina C, contiene ácido fólico y es una buena fuente de minerales como potasio, fósforo, magnesio, calcio o zinc.

La naranja es, como todos sabemos, alta en vitamina C, pero también contienen una buena cantidad de calcio, fósforo, magnesio y muy poca cantidad de sodio.

El rizoma (la parte que consumimos) del jengibre tiene un alto poder antibacteriano y propiedades antiinflamatorias, por lo que nos puede ayudar en procesos de resfriado o gripe además de aliviar la hinchazón. Contiene vitamina C y minerales como el boro, cromo, cobalto, manganeso, fósforo, silicio o zinc.

El ajo y la cebolla han sido utilizados tradicionalmente por sus propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y antibióticas, además de aportar un gran sabor a los platos.

Los ingredientes de la crema son:

  • Aproximadamente 1 kg de calabaza (yo he utilizado 3 calabazas medianas)
  • Una naranja grande, pelada y troceada.
  • Una cebolla mediana, pelada y troceada.
  • Un trozo de jengibre de 1,5 x 3 cm aproximadamente.
  • Un diente de ajo, pelado y cortado en láminas.
  • 2 Cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • Una pizca de sal.
  • Una pizca de pimienta negra en polvo.
  • Una pizca de comino en polvo.

 

La elaboración no puede ser más sencilla:

  • Enciende el horno a 200º C (392ºF) y, mientras se calienta…
  • Corta las calabazas en trozos, con la cáscara. Vacía la pulpa y conserva las semillas.
  • Cundo el horno esté caliente, coloca los trozo de calabaza en una bandeja apta para horno y hornea 40 minutos a 200ºC. Mientras se va asando la calabaza, por ejemplo, puedes echar un vistazo a esta receta de tarta red velvet para Halloween
  • Cuando termine el tiempo de horneado de la calabaza, sácala del horno y pon el aceite a calentar en una cazuela. Rehoga a fuego medio la cebolla con el ajo, el jengibre, la sal, el comino y la pimienta.
  • Ahora será muy fácil retirar la cáscara de la calabaza, puedes ir echando los trozos de calabaza en la cazuela. Rehoga todo junto durante unos 5 minutos.
  • Añade la naranja y rehoga unos 3 minutos más.
  • Retira del fuego y tritura utilizando una batidora.
  • Queda una crema espesa, porque a mí me gusta así. Si la prefieres más líquida puedes añadir caldo vegetal, agua, zumo de naranja o incluso alguna leche a base de plantas.
  • Puedes utilizar las semillas de calabaza para decorar o consumirlas como prefieras.

 

Espero que os guste !