El Baozi es un tipo de bollo de pan relleno y, generalmente, cocido al vapor. Es muy habitual en la cocina china y existen varios tipos según el relleno y la forma de consumirlo. Se sirven en muchos restaurantes orientales, pero debéis tener cuidado ya que, aunque el relleno sea vegetal, frecuentemente la masa de este pan lleva manteca de cerdo.

Esta versión es, por supuesto, 100% libre de ingredientes animales, sencilla, económica y muy versátil ya que podéis variar el relleno según vuestro gusto. Se pueden hacer también con un relleno dulce que os enseñaré más adelante. En esta ocasión, he hecho un relleno con cebolleta, Pak Choi, soja texturizada y ajo. El Pak Choi (también llamado Bok Choy) es una verdura de la familia de las coles chinas, aunque su aspecto es más parecido al de una acelga. Se consume principalmente en China, Corea y Japón, aunque actualmente también se cultiva en Europa y América, al crecer la demanda de esta col.

Aporta nutrientes muy valiosos como el calcio, vitamina C, vitamina B6, B2, hierro, magnesio, fósforo, potasio y zinc, entre otros. Para preservar estos nutrientes es recomendable no cocinarla demasiado.

Para hacer esta receta necesitaréis una vaporera. Las hay de varios tipos, las más económicas son las metálicas o las de bambú que se colocan encima de una olla. En esta receta salen aproximadamente 12 bollos rellenos (saldrán más o menos según el tamaño del que los hagáis), por lo que os recomiendo utilizar una vaporera doble o dos vaporeras para poder cocinar todo a la vez y ahorrar tiempo.

 

Los ingredientes:

Para el pan:

  • 250 gramos de harina de trigo.
  • 150 gramos de harina especial para repostería.
  • 10 gramos de levadura fresca.
  • 150 de leche de avena.
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra.
  • 1 cucharada de azúcar.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 2 cucharadas más de harina, una cucharadita de azúcar y un poco de agua para activar la levadura.

Para el relleno:

  • 2-3 piezas de Pak choi (dependiendo del tamaño, yo utilicé dos piezas medianas). Separa las hojas, lávalas, escúrrelas y córtalas en trozos.
  • 100 gramos de soja texturizada (TVP).
  • Una cucharada de aceite de oliva.
  • 6 cebolletas, cortadas en trozo pequeños.
  • 2 dientes de ajo, pelados y cortados en láminas.
  • 50 ml de cerveza
  • 2 cucharadas de salsa de soja.
  • 1 cucharada de sirope de agave.
  • Una pizca de comino en polvo.
  • Una pizca de canela en polvo.

 

Elaboración:

  • Disuelve la levadura fresca en un cuenco con un poco de agua, añade dos cucharadas de harina y una cucharadita de azúcar. Mezcla todo bien y tapa el cuenco con film transparente hasta que veas que se forman burbujas en la superficie de la mezcla. Tardará aproximadamente 10 minutos.
  • Mientras se activa la levadura, pon la soja texturizada (TVP) en un bol con agua caliente, para que se hidrate. Después de 10 minutos, escurre el agua.
  • Tamiza la harina en un bol grande para eliminar grumos y añade una cucharadita de sal y una cucharada de azúcar. Agregar la mezcla con la levadura, el aceite de oliva y la leche de avena. Amasa hasta obtener una textura tierna y suave. Tapa el bol y déjalo reposar en un lugar templado. Debe duplicar su volumen, yo esperé aproximadamente 30 minutos. Podéis aprovechar este tiempo para ir haciendo el relleno.
  • Calienta en una sartén anti-adherente el aceite de oliva, cuando esté caliente añade las cebolletas troceadas y, cuando estén tiernas, añade el ajo. Cuando el ajo esté dorado, añade la soja texturizada y la cerveza, rehoga hasta que la soja absorba la cerveza y añade después la salsa de soja y el sirope de agave. Rehoga durante 2-3 minutos y añade el comino y la canela.
  • Añade  el Pak Choi, dale un par de vueltas en la sartén (1 minuto o menos) y retira la sartén del fuego.
  • Pon agua a calentar en la olla que vayas a utilizar.
  • Una vez que haya transcurrido el tiempo de reposo de la masa, toma porciones de la masa con la mano, haz bolas más o menos del tamaño de tu puño y aplasta con la mano. Si lo prefieres, puedes utilizar un rodillo. Debe quedarte una “tortita” fina y más o menos circular de unos 10 cm de diámetro. Coloca una cucharada generosa del relleno en el centro y cierra el bollo como si fuese un saco. Yo he retorcido un poco la masa para darle forma y que no se abra.
  • Corta trozos de papel de horno de unos 4x4 centímetros y colócalos sobre la vaporera. Coloca los baozi sobre la vaporera.
  • Cuando el agua de la olla esté hirviendo, coloca la vaporera sobre la olla y cuece al vapor durante 15 minutos.
  • Transcurrido este tiempo, retira la vaporera de la olla, espera un par de minutos y ábrela con cuidado de no quemarte con el vapor.
  • Si os ha sobrado relleno, está delicioso con arroz o con pasta (o solo).

 

Ya están listos para servir, los podéis acompañar con salsa de soja, salsa agridulce o, como me gusta hacer, con una sopa calentita.

Espero que os gusten!