En árabe, “hummus” significa garbanzo, y el plato que conocemos como hummus es una crema de garbanzos con pasta de sésamo (tahini), zumo de limón y aceite de oliva. Según la región puede llevar también otras especias como pimentón o comino y otros ingredientes. Su origen se remonta al antiguo Egipto y es un plato muy consumido tradicionalmente en todo Oriente Medio, además de haber conquistado muchos paladares en todo el mundo.

Sé que aún no he subido mi receta de hummus “tradicional” de garbanzos, pero hoy toca esta otra versión porque voy a usarla en la receta del viernes y así ya la tenéis. Se trata de una crema de guisantes muy sabrosa, que podéis degustar en tostadas, dipeando con verduras crudas o para preparar otras recetas más festivas como la que veremos el viernes.

La elaboración, al igual que la del hummus clásico, no puede ser más fácil y los ingredientes son muy fáciles de encontrar.

Ingredientes:

  • 500 gramos de guisantes frescos. También los podéis utilizar congelados.
  • Una cucharada de Tahini blanco.
  • 2 dientes de ajo o dos cucharaditas de ajo en polvo.
  • Una pizca de semillas de cilantro molidas.
  • Una pizca de sal.
  • Una pizca de comino.
  • El zumo de una lima. Si no tenéis en casa, o si lo preferís, podéis utilizar zumo de limón. Con la lima quedará más suave, pero también quedará bien con limón.
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

 

Elaboración:

  • Coloca los guisantes en una olla con agua fría y sal, y pon la olla al fuego. Cuando el agua empiece a hervir, déjalos cocer un minuto y retira del fuego.
  • Pon los guisantes en un escurridor y aclara con agua fría.
  • Corta el ajo, retirando la parte central, en trozos pequeños.
  • Coloca todos los ingredientes en un procesador de alimentos o, si no tienes, en un recipiente grande donde puedas triturar con la batidora de mano.
  • Tritura todo hasta que quede una pasta cremosa, sin grumos.
  • Prueba el sabor y añade, si lo consideras, más sal. Yo utilizo muy poca.
  • Puedes conservarlo en un recipiente hermético cerrado en el frigorífico durante unos 4-5 días.disfrutar de

 

Estad atentos al viernes, que os enseñaré una opción para disfrutar de esta crema tan rica.

Espero que os guste!

 

.