Cupcakes de patata Veggie Boop

Hoy empiezo a compartir ideas de platos que podéis hacer estas Navidades (o cuando más os apetezca) y que son fáciles y asequibles de preparar. La mayoría serán recetas para compartir con familiares y amigos, pero casi todos los platos se pueden congelar sin problemas.

El martes os enseñaba mi receta de Hummus de Guisantes y os decía que hoy lo utilizaría en una receta festiva. Son unos cupcakes de patata y batata que podéis servir como entrante o de aperitivo y, si no os gusta el hummus de guisantes, podéis cubrir con alguna otra crema salada. Yo lo he elegido porque creo que los sabores combinan muy bien, porque nutricionalmente creo que es una combinación bastante correcta y porque creo que queda muy bonito a la hora de servir.

Es una receta 100% sin ingredientes animales y también está libre de glúten, por lo que la pueden disfrutar las personas celíacas perfectamente. Para realizarla necesitarás moldes de horno para cupcakes y cápsulas para cupcakes. Yo utilizo cápsulas de silicona para hornear y, en esta ocasión, las he cambiado al servir por cápsulas de papel decoradas.

Y, sin más, vamos con la receta:

Ingredientes (salen 12 cupcakes de tamaño medio):

  • Hummus de guisantes (la receta del martes, es justo la receta anterior a esta y tenéis el enlace en el segundo párrafo)
  • 1 batata de tamaño mediano, si son pequeñas es mejor que utilicéis dos.
  • 1 patata grande, 2 patatas medianas o 3 patatas pequeñas.
  • 8 cucharadas de harina de garbanzos. Si lo preferís, podéis utilizar harina de maíz, pero a mí me gusta más el resultado con harina de garbanzo.
  •  Media cucharadita de polvo de hornear (baking powder) o de bicarbonato sódico.
  • 12 cucharadas de agua templada.
  • 1 cucharada de vinagre blanco (yo utilizo de manzana).
  • 1 cucharada de ajo en polvo.
  • 1 cucharada de eneldo seco.
  • 1 cucharada de tomillo seco.
  • 1 cucharada de levadura nutricional. Si no tenéis, no pasa nada, podéis hacer la receta sin ella.
  • 1 cucharadita de pimienta blanca molida.
  • Un poco de sal. Yo utilizo una cucharadita.
  • Opcional, para decorar, semillas de granada.

 

Elaboración:

  • Después de lavar y pelar, ralla las patatas y la batata y vierte la mezcla en un bol grande.
  • Mezcla en un cuenco la harina de garbanzo con el agua y el vinagre y remueve bien hasta que quede una especie de papilla homogénea.
  • Pre-calienta el horno a 175ºC / 347ºF.
  • Vierte la mezcla de harina de garbanzo en el bol grande, añade las hierbas, la pimienta, la levadura nutricional (opcional) y la sal y mezcla bien hasta que se impregnen bien las patatas y la batata.
  • Coloca las cápsulas en los moldes y vierte la mezcla en las cápsulas. Dosifica con una cuchara para repartir la misma cantidad en cada cápsula y presiona un poco hacia el fondo, dejando unos milímetros libres en cada cápsula, que no desborde la mezcla.
  • El horno ya estará caliente en este punto, así que introduce los moldes en el horno y hornea a 175ºC /347ºF durante 20-25 minutos.
  • Cuando ya estén horneados, déjalos enfriar en una rejilla y, cuando estén a temperatura ambiente, los puedes decorar.
  • Yo he utilizado hummus de guisante y semillas de granada para decorar, pero hazlo como prefieras y te sea más cómodo.

 

Os enseño una foto del “corte” para que veáis cómo quedan:

 

Espero que os guste!!