Tofu de Navidad (julskinka vegan)

Las Navidades son unas fechas especialmente complicadas para planificar comidas que puedan agradar a todos nuestros invitados y, si no consumimos ningún producto animal o tenemos algún invitado que no los consuma, es hora de utilizar nuestra creatividad. Personalmente, me gusta preparar platos sencillos, que no requieran demasiado tiempo, para poder invertir ese tiempo en estar con la gente que me hace feliz. En este caso, la elaboración lleva algo más de tiempo que la mayoría de mis recetas, pero este tofu se puede preparar con antelación para no estresarnos mucho en la cocina en los días clave.

Aquí, en Suecia, se consume habitualmente el llamado “Julskinka” o jamón de Navidad. Se trata de un trozo de pierna de cerdo cocido, cubierto de mostaza, pan rallado y especias y gratinado al horno. Tras dos fracasos, he conseguido esta receta que, además de no llevar ningún producto animal, no contiene gluten, por lo que podéis tomarlo si tenéis intolerancia. Básicamente, es tofu con especias y preparado para adquirir una textura determinada. Sé que a algunas personas les molesta que utilicemos palabras como jamón para referirnos a platos elaborados a base de vegetales, pero esta sería mi versión del jamón de navidad sueco.

Como os decía antes, lo podéis elaborar con antelación, incluso de un par de días. Lo que sí os recomiendo es que la parte del horneado sí la hagáis el mismo día que lo vayáis a consumir. Si lo preparáis para utilizar como fiambre, no es necesaria la parte del horneado, aunque le da muy buen toque. En cuanto al tema de cocinar con plástico, deciros que es importante que os aseguréis de que vuestro film plástico sea apto para altas temperaturas. Normalmente viene indicado en el envase, pero siempre podéis consultar al fabricante.

Vamos con la receta!

Ingredientes (6 raciones):

  • 800 gramos de tofu firme, como siempre os recomiendo, sale más económico comprarlo en tiendas asiáticas.
  • 100 gramos de remolacha cocida.
  • 100 ml agua o bebida de avena.
  • 50 gramos de copos de avena (la hay certificada sin gluten).
  • 4 cucharadas de mostaza normal.
  • 4 cucharadas de mostaza de Dijon.
  • 3 cucharadas de almidón. Yo normalmente utilizo de tapioca o de patata, pero si no lo encontráis podéis utilizar de maíz.
  • 2 cucharadas de aceite de coco (calentadlo un poco para que esté líquido y sea más fácil de dosificar).
  • 2 cucharadas de sirope de ágave.
  • 2 cucharadas de mezcla de especias para carne (si no encontráis, mezclar ajo en polvo, cebolla en polvo, cilantro molido, pimienta negra, una pizca de comino y pimentón ahumado).
  • 1 cucharada de shiro miso (si no lo encuentras, lo puedes omitir, aunque le da muy buen sabor).
  • 3 cucharaditas de agar-agar en polvo.
  • 1 cucharadita de sal (añade más si lo consideras necesario).
  • Una pizca de clavo molido y clavo entero para decorar.
  • Sémola (o pan rallado sin gluten) para el horneado.

 

Elaboración:

  • Mezcla en un cuenco la mitad del agua o la bebida de avena con el almidón y mezcla la otra mitad del líquido que utilices con el agar-agar. Disuelve bien y vierte en el procesador de alimentos o el recipiente que vayas a utilizar para triturar la mezcla.
  • Añade el tofu desmigado, la avena, la remolacha cocida en trozos, el miso, las especias (excepto el clavo) y la sal y tritura todo hasta obtener una textura más o menos uniforme, Queda más o menos así:

IMG_20171113_141442 (2)

 

  • Dale forma similar a la de la fotografía y envuelve bien en film plástico, procurando que quede prieto. Haz 2-3 agujeros en el film con un palillo. Recuerda utilizar film plástico apto para altas temperaturas. Si no lo encuentras, puedes utilizar un paño de lino muy bien apretado y atado con cuerda de algodón, pero tendrás que tener mucho cuidado al retirar el paño para no destrozar la pieza.
  • Introduce el “jamón” en una olla con agua hirviendo y cuece durante 50 minutos o hazlo al vapor durante 60 minutos. Después del tiempo de cocción, deja que se enfríe. No retires el plástico o el paño hasta que se haya enfriado.
  • Cuando se haya enfriado la pieza, enciende el horno a 220ºC /  428ºF
  • Mezcla en un cuenco la mostaza, el sirope de ágave, el aceite de coco y una pizca de clavo molido. Coloca la pieza en una bandeja apta para horno y coloca un poco de la mezcla en la base. Coloca la pieza encima y cúbrela con el resto de la mezcla.
  • Espolvorea la sémola (o pan rallado, dependiendo de lo que vayas a utilizar) por encima y decora con los clavos enteros.
  • Introduce en el horno, ya caliente, y hornea durante 15-20 minutos hasta que se dore un poco pero vigilando que no se queme.
  • Deja enfriar y ya lo puedes cortar y consumir. Se toma tal cual o en tostadas con mostaza, acompañando una ensalada de remolacha… como más os guste.

 

Espero que os guste!

VALORES NUTRICIONALES APROXIMADOS POR RACIÓN

Energía 321,54 Kcal

Vitaminas: B1 0,17 mg B2 0,13 mg B3 1,10 mg B5 1,65 mg B6 0,20 mg Ácido fólico 31,26 µg A 189,36 IU C 2,37 mg E 0,37 mg K 7,84 µg Minerales: Calcio 519,56 mg Cobre 0,42 mg Hierro 4,60 mg Magnesio 86,84 mg Manganeso 1,92 mg Fósforo 265,02 mg Potasio 316 mg Selenio 30,74 µg Sodio 949,57 mg Zinc 2,49 mg

Carbohidratos 27,66 g De los cuales: Fibra 3,25 g Almidón 5,29 g Azúcares 8,44 g

Grasas 15,74 g De las cuales: Monoinsaturada 3,52 g Poliinsaturada 5,26 g Omega 3 0,58 g Omega 6 4,66 g Saturada 5,58 g

Proteínas 21,22 g Aminoácidos esenciales: Histidina 0,51 g Isoleucina 0,99 g Leucina 1,64 g Lisina 1,03 g Metionina 0,27 g Fenilalanina 1 g Treonina 0,90 g Triptófano 0,29 g Valina 1,04 g