Lombarda con manzana y frutos secos

He decidido incluir esta receta entre los platos navideños de mi blog porque es bastante típico tomar este plato en Madrid (mi ciudad natal) y, en casa de mi madre, nos gusta empezar la cena de Nochebuena o Nochevieja con un buen plato de lombarda con frutos secos. La combinación de la lombarda con los frutos secos, las especias y la manzana es realmente deliciosa y, además, es una forma sana de empezar una cena con (casi seguro) algún exceso ya que tiene un efecto saciante.

Es una variedad de col con un característico color morado, que puede variar ligeramente a tonalidades más azules o rojas según la región donde se cultive. Tienen un alto contenido en ácido fólico, imprescindible en nuestra dieta y más importante aún en etapas como embarazo o lactancia. También es muy rica en calcio y en boro, mineral que previene la pérdida de estrógenos durante la menopausia, ayudando a la fijación del calcio en nuestros huesos.

La lombarda, como el resto de repollos y coles, inhiben la absorción de yodo, por lo que las personas con hipotiroidismo deben moderar su consumo. Las personas con ácido úrico alto no deben consumirla en exceso.

Os dejo ya con la receta, buena, bonita y barata.

Ingredientes (para 4 personas):

  • 1 col lombarda (repollo rojo) grande o dos medianas.
  • 1 manzana (de la variedad reineta preferentemente)
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 cebolla grande.
  • 30 gramos de piñones.
  • 30 gramos de nueces.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • Una pizca de sal (como os suelo decir, yo cocino con poca sal, poned más si lo preferís),
  • 1/2 cucharadita de pimentón ahumado.
  • Una pizca de comino.
  • Opcional: una cucharada de vinagre balsámico.

 

Elaboración:

  • Corta la lombarda en trozos, pártela por la mitad primero para que sea más fácil. Hay personas que prefieren hervir la lombarda antes de rehogarla, pero yo la rehogo cruda directamente. Si lo preferís, podéis hervirla, pero os recomiendo no hervirla demasiado, 5 minutos como mucho.
  • Calienta el aceite en una sartén grande o en una olla.
  • Corta la cebolla y el ajo en trozos y rehoga a fuego medio. Pon primero la cebolla y, cuando esté tierna, añade el ajo. Cuando el ajo empiece a estar dorado, añade los frutos secos (piñones y nueces), una pizca de comino y una pizca de sal. Rehoga a fuego medio durante unos 3 minutos aproximadamente.
  • Añade la lombarda y rehoga, removiendo frecuentemente, hasta que tenga una textura flexible. A mí me gusta que quede flexible pero que siga estando algo crujiente. Depende de cómo te guste a ti, puedes rehogarla durante más tiempo o hervirla primero como indico en el primer punto.
  • Pela la manzana y córtala en trozos. Cuando la lombarda tenga ya una textura flexible, añade la manzana y continúa rehogando hasta que la manzana esté hecha. A mí me gusta que quede suave pero no demasiado blanda.
  • Por último, añade el pimentón y rehoga durante un minuto aproximadamente, para que no se queme.
  • Si quieres, añade una cucharada de vinagre balsámico cuando sirvas la lombarda. Yo creo que le da un toque muy interesante al plato.

 

Disfrutad mucho del plato y de estas fiestas!