La semana que viene será una semana muy especial, ya veréis por qué, y llevo unos días experimentando un montón de recetas que estoy deseando compartir con vosotros. Además, me hace muy feliz recibir, casi a diario, mensajes con dudas y preguntas de personas que quieren dejar de consumir productos animales. Eso es señal de que algo estoy haciendo bien y me hace sentir muy bien.

Estoy trabajando en re-diseñar la página principal de recetas y también incluiré una sección con ideas para desayunos, ya que es una de las dudas que más se repiten, así como platos especialmente adecuados para llevar al trabajo. Si tenéis alguna sugerencia, secciones que os gustaría ver o tipos de recetas que os gustaría ver más, estoy abierta a recibir vuestras peticiones.

La receta de hoy combina crudo y cocinado y contiene proteínas, calcio, minerales y grasas saludables. Se trata de unos rollitos de berenjena rellenos de crema de almendras, tomate y un poco de rúcula. Es un plato muy rápido y fácil de hacer que podéis consumir como primer plato o entrante, o como más os guste.

La berenjena es un fruto comestible, originario del sudeste asiático, que se cultiva en países como España, Grecia e Italia aunque los mayores productores son India y China. Contiene gran cantidad de fibra y su aporte calórico es muy bajo. Su contenido en vitaminas es más bajo que otras frutas, aportando vitamina C, A, B1 y B2 y minerales como fósforo y potasio.

Al igual que ocurre con otros vegetales como la patata, puede resultar tóxica si se consume cruda. Tampoco es recomendable ingerir sus hojas. Absorbe bastante aceite, por lo que lo más recomendable es hacerla al horno o como os voy a enseñar hoy, minimizando el aceite que utilicemos. Hay un par de trucos para que absorba menos aceite, ya los iremos viendo.

Vamos ya con la receta, veréis qué fácil es.

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 2 berenjenas de tamaño grande o 3 de tamaño mediano. Elige berenjenas de forma alargada.
  • Un poco de rúcula, yo utilicé una bolsa.
  • 3 tomates de tamaño grande-mediano o 4 si son pequeños.
  • 2 – 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

Para la crema de almendras:

  • 150 gramos de almendras crudas peladas, en remojo durante al menos 4 horas.
  • Una cucharada de ajo en polvo.
  • Una cucharadita de eneldo seco.
  • Una cucharadita de albahaca.
  • Una cucharadita de romero seco.
  • Una cucharada de zumo de limón
  • Una pizca de sal.
  • 3 cucharadas de levadura nutricional.
  • Agua. Yo utilicé aproximadamente 400 mililitros.

Elaboración:

  • Primero haremos la crema de almendras. Para ello, introduce todos los ingredientes en un procesador de alimentos. Empieza introduciendo 200 mililitros de agua y tritura bien. Añade más agua si lo deseas, añadiendo poco a poco, hasta obtener una textura suave y cremosa. Cuando termines, pon la crema en un recipiente y conserva, tapada, en el frigorífico.
  • Corta la berenjena de forma longitudinal, por la parte más alargada, para que sea más fácil hacer los rollitos y que quede mejor. Haz rodajas finas, puedes guiarte por la fotografía que acompaña a esta receta.
  • Calienta una sartén (yo usé una de hierro) en el fuego, con apenas unas gotas de aceite. Pon las 2-3 cucharadas de aceite en un cuenco y “pinta” las rodajas de berenjena con el aceite, ayudándote de un pincel. Yo utilizo un pincel de silicona.
  • Cuando la sartén esté caliente, pon las rodajas de berenjena y ve dándoles la vuelta hasta que estén hechas. Si quieres, puedes utilizar más aceite, pero si utilizas una buena sartén y un pincel será más fácil dosificar el aceite y no necesitarás más.
  • Mientras vas haciendo las berenjenas, corta los tomates en rodajas.
  • Coloca las rodajas de berenjena en un plato para que se vayan enfriando un poco.
  • El tomate, si quieres, lo puedes utilizar crudo. Yo lo hice unos segundos a la plancha en la misma sartén, después de hacer las berenjenas.
  • Para montar los rollitos, coloca en el centro de cada rodaja, una cucharada de la crema de almendras. Coloca también una rodaja o dos de tomate y rúcula. Cierra el rollito y utiliza un palillo para mantenerlo en su sitio.

 

Espero que os gusten!