Rollitos de Primavera Veganos Veggie Boop

Los rollitos de primavera son uno de los platos más conocidos de la cocina asiática. Consisten en un rollo de pasta, relleno de verduras y (casi siempre) carne. Según la zona, la pasta se prepara a base de harina de trigo (China) o de arroz (Vietnam y Tailandia) y existen muchas variantes de este tipo de rollitos, dependiendo de los ingredientes y forma de cocinado. Habitualmente se preparan fritos en abundante aceite, aunque también existe su variante al vapor, que permite ver el contenido del rollito ya que la pasta se vuelve transparente. Tradicionalmente, la pasta es apta para veganos, aunque en muchos lugares se confunde el rollito de primavera con el llamado “egg-roll”, que se prepara con una pasta que lleva huevo.

En este caso, los he preparado al horno y los he rellenado de verduras de temporada. Según la región en la que estéis, podéis variar las verduras para que os resulte más fácil y económico prepararlos. También podéis añadir los llamados “fideos de cristal”, pero no os lo recomiendo si vais a hacer rollitos de tamaño pequeño, ya que se desmoronarán.

En cuanto a la pasta, yo la he comprado en una tienda asiática y es básicamente harina de arroz y agua. Se puede preparar en casa pero, dado que los consumimos de forma muy ocasional, considero que no merece la pena. Yo he preparado mucha cantidad, ya que creo que es muy cómodo tener algunos rollitos listos para hornear en el congelador para los días que estamos más perezosos. Podéis hacerlos de tamaño pequeño, como en la foto que acompaña a la receta, o de tamaño grande como en la foto que os muestro a continuación. La ventaja de los pequeños es que se pueden comer de un solo bocado, aunque los grandes son más cómodos de preparar en mi opinión.

RollitosPrimaveraBlog

Ingredientes (salen 70 unidades de tamaño pequeño o unas 40 de tamaño grande):

  • Obleas de pasta para rollitos de primavera. Yo compré un paquete en una tienda de alimentación asiática. Revisad los ingredientes, como siempre.
  • 1 col china de tamaño mediano-grande.
  • 3 zanahorias.
  • 2 cebollas.
  • 100 gramos de soja texturizada seca.
  • 100 gramos de brotes de soja.
  • 4 cucharadas de aceite de girasol.
  • 2-3 cucharadas de salsa de soja.
  • Opcional: 1 paquete de “fideos cristal”. Los podéis encontrar en algunos supermercados y en tiendas asiáticas.

Elaboración:

  • Hidrata la soja texturizada, en agua caliente o caldo de verduras, durante 10 minutos. Después, escurre el líquido.
  • Corta todas las verduras en trozos, lo más pequeño que puedas. Si lo prefieres, puedes utilizar un procesador de alimentos.
  • En una cazuela, pon a calentar dos cucharadas de aceite. Cuando esté caliente, añade la cebolla y baja el fuego a temperatura media.
  • Cuando la cebolla esté blanda, añade la zanahoria y, cuando esté tierna, añade la col. Ve removiendo para que no se te queme y para que se cocine uniformemente.
  • Si vas a utilizar los “fideos cristal”, colócalos en un bol con agua. Cuando veas que están hidratados, retíralos del agua y escurre el exceso de líquido.
  • Cuando la col tenga una textura suave, añade la soja texturizada y la salsa de soja. Continúa rehogando a fuego medio durante 2-5 minutos, hasta que la soja esté hecha. Retira del fuego y deja que se enfríe un poco antes de empezar a rellenar los rollitos.
  • Enciende el horno a 200ºC / 392ºF
  • Coloca un par de cucharadas del relleno en el centro de cada hoja de pasta, si son de tamaño grande, o un par de cucharaditas si los vas a hacer pequeños. Cierra el rollito como si fuese un burrito, dobla primero los dos laterales, luego la parte inferior y luego enrolla el resto.
  • En este punto, coloca en recipientes aptos para congelador los rollitos que vayas a congelar y continúa la receta para el resto.
  • Coloca los rollitos en una bandeja de horno, sobre papel para hornear, con la zona donde hayamos cerrado el rollito hacia abajo. Cuando los tengas ya colocados, utiliza un pincel para “pintar” ligeramente los rollitos con las otras dos cucharadas de aceite.
  • Cuando el horno haya alcanzado la temperatura, mete la bandeja en el horno y hornea durante 15-20 minutos. Vigila el horno, estarán listos cuando estén ligeramente dorados.
  • Podéis disfrutarlos con esta salsa agridulce o con la que más os guste.Espero que os gusten!
Share This