Me gusta bastante cocinar y me encanta hacer repostería pero, como estamos procurando alimentarnos de forma más saludable (y hacer ejercicio, pero de mis agujetas no os voy a hablar por aquí), estoy procurando hacer recetas que no contengan azúcares refinados y que sean bajas en grasas. No os voy a negar que, de vez en cuando, nos damos nuestros caprichos, pero siempre como algo puntual y no como base de nuestra alimentación.

Inventé esta receta de galletas pensando en mi suegro, que debe controlar su nivel de azúcar en sangre, pero lo cierto es que triunfaron más entre los pequeños de la casa. He hecho varias pruebas y adaptaciones y creo que esta es la versión final y la que más me gusta. Podéis hacerla reduciendo la cantidad de bicarbonato para que os queden galletas más compactas o podéis seguir la receta tal cual para que queden tipo bizcocho, como en la fotografía que acompaña a esta receta. Nosotros vamos alternando según nos apetece más.

Si no os gustan con harina integral, las podéis hacer utilizando harina normal de trigo y adaptando las cantidades, aunque de esta forma son más saludables ya que contienen mucha más fibra que nos saciará y ayudará a regular los niveles de glucosa en sangre. Además, al no llevar aceite ni margarinas, su aportación calórica es bastante menor que unas galletas convencionales.

Como endulzante he utilizado dátiles del tipo medjool, aunque os servirá igual cualquier otro tipo de dátiles. Lo importante es revisar la etiqueta para asegurarnos de que sean dátiles 100%, ya que algunas marcas le añaden siropes o azúcares a los dátiles.

Os dejo ya con la receta, fácil y rápida de preparar, para que podáis disfrutar de estos bizcochitos en cualquier momento.

 

Ingredientes (para unas 25 galletas):

  • 200 gramos de harina integral de trigo.
  • 20 dátiles, remojados en agua la noche anterior.
  • 100 mililitros de agua.
  • 100 mililitros de leche de avena.
  • Un plátano maduro.
  • Una cucharadita de esencia de vainilla.
  • Una cucharadita de bicarbonato (si las queréis compactas, utilizad media cucharadita o menos).
  • Una cucharadita de canela en polvo.
  • Una cucharadita de cardamomo en polvo.
  • Una pizca de sal.

 

Elaboración:

  • Aclara y escurre los dátiles y deshuésalos si los has comprado con hueso. Ponlos en un procesador de alimentos con 100 mililitros de agua o en el vaso de tu batidora y tritúralos hasta obtener un sirope espeso. No pasa nada porque queden algunos trozos pequeños.
  • Enciende el horno a 180ºC / 356ºF
  • Añade el plátano, cortado en trozos, la leche de avena, la canela, el cardamomo y la vainilla y tritura de nuevo hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Tamiza la harina en un bol grande, añade el bicarbonato y la sal y mezcla con una cuchara.
  • Añade el resto de ingredientes y mezcla hasta obtener una masa suave. No mezcles en exceso, basta con que queden bien repartidos los ingredientes.
  • Prepara una bandeja de horno con papel de hornear y, ayudándote con un par de cucharas, reparte pequeñas porciones de masa. No hagas porciones demasiado grandes, ya que crecen durante el horneado, y deja unos 2-3 cm. de separación entre ellas.
  • Hornea durante aproximadamente 10 minutos y deja enfriar sobre una rejilla.

 

Espero que os gusten!!