Pesto Vegano de Brócoli y Nueces / Vegan Broccoli Pesto

Este pesto vegano de brócoli y nueces es algo diferente del tradicional en cuanto a ingredientes y textura. Además de la albahaca tradicional, lleva brócoli, nueces y está hecho con aceitunas negras en lugar de aceite. Ya veréis, en la receta, que es un pesto muy versátil ya que podéis ajustar la textura según lo vayáis a utilizar como salsa o como paté. También es una opción muy buena para comer brócoli de una forma diferente y más atractiva para aquellas personas que no son demasiado amigas del verde.

El brócoli o brécol es una verdura de la familia de las crucíferas, como las coles, la coliflor o el repollo. Es muy rico en fibra y bajo en calorías, ya que contiene gran cantidad de agua. Además de aportarnos gran cantidad de la tan necesaria fibra, aporta muchas vitaminas C, A, E y vitaminas del grupo B (entre ellas ácido fólico) y minerales como cobre, zinc, manganeso, fósforo, potasio (que contrarresta los efectos del sodio) y calcio. En cuanto a proteínas, 100 gramos de brócoli aportan algo más de 2,5 gramos de proteína que, a pesar de no ser gran cantidad, contribuyen al aporte de proteínas en una dieta vegetal equilibrada.

Tradicionalmente, el pesto se prepara con piñones, sin embargo en esta ocasión he utilizado nueces porque creo que combinan mejor en sabor y textura con el brócoli. Las nueces son uno de los frutos secos más ricos en grasas saludables. En relación a su peso, tienen un aporte calórico elevado, pero no supone ningún problema si se consumen con moderación. Como todos los frutos secos, aportan fibra y proteínas, pero las nueces son especialmente ricas en ácido fólico, calcio, magnesio y vitaminas del grupo B. Aportan una cantidad muy buena de ácidos grasos Omega 3, que son un tipo de grasa necesaria para diversas funciones en nuestro organismo. Como veis, podemos obtener ácidos grasos esenciales sin necesidad de comernos a ningún animal.

He utilizado aceitunas negras en lugar de aceite, en primer lugar, por el sabor tan peculiar que creo que aportan a la receta. En segundo lugar, su ventaja respecto al aceite es que, además de grasas, aportan fibra y sacian más. Si lo preferís, podéis utilizar aceite, aunque creo de verdad que la receta queda mejor con aceitunas. Podéis hacer la prueba y decidir después cómo os gusta más para adaptarla a vuestras preferencias.

La elaboración de este pesto vegano de brócoli y nueces es bastante simple y no requiere de mucho tiempo, así que espero que la probéis y me contéis qué os ha parecido.

Ingredientes (para 6 a 8 raciones):

  • 3 – 4 cabezas de brócoli de tamaño pequeño o mediano. Sólo voy a utilizar las “flores” o “arbolitos” como los llamo yo. Los troncos los podéis guardar para hacer puré o caldo, por ejemplo.
  • 200 a 300 mililitros de agua, dependiendo de la cantidad de brócoli que utilicéis.
  • 3 cucharadas de aceitunas negras sin hueso.
  • 100 a 150 gramos de nueces.
  • 100 gramos de hojas de albahaca fresca.
  • 1 cucharada de albahaca seca.
  • 3 cucharadas de levadura nutricional. Si no tenéis, la podéis omitir.
  • 1 cucharada de alcaparras.
  • 1 diente de ajo, pelado.

 

Elaboración:

  • Lava el brócoli y hazlo al vapor durante 5 minutos. Si no puedes hacerlo al vapor, cuécelo durante 5 minutos.
  • Coloca todos los ingredientes, excepto el brócoli y el agua, en un procesador de alimentos y tritura todo junto un par de minutos. Guarda, si quieres un poco de albahaca y nueces para decorar.
  • Añade el brócoli y tritura todo junto. Ve añadiendo agua según te guste más o menos espeso. Si lo quieres para acompañar pasta, quizás lo prefieras más líquido. Si lo quieres para tomarlo como paté, quizás lo prefieras más espeso. Adáptalo a tu gusto personal.

 

 

Espero que os guste y que me contéis qué os ha parecido.