Pasta Alla Puttanesca Veggie Boop

La pasta es uno de los platos que más me gusta y, además, es tremendamente versátil. Nosotros consumimos principalmente pasta integral y, últimamente, nos estamos aficionando a la pasta a base de legumbres o soja. En este caso, he preparado esta pasta alla puttanesca con pasta integral, pero podéis elegir también pasta de legumbres o de maíz si no toleráis bien el gluten.

La salsa puttanesca, tradicionalmente, contiene tradicionalmente anchoas en salmuera. Para sustituir el sabor fuerte que le aportan las anchoas a la salsa, he utilizado unas aceitunas de kalamata de las que me sobraron de la receta del hummus griego y también unas alcaparras en salmuera. Es una salsa espesa y de sabor intenso, que os recomiendo disfrutar con pastas de sabor y textura suave. Inicialmente no utilizaba aceite para esta salsa, y está también muy rica, pero una pequeña cantidad de aceite le aporta muchos matices.

Además, he actualizado la receta haciéndola aún más cómoda y fácil de preparar, ya que sólo utilizaremos una cazuela. Además de disfrutar de un plato delicioso, tendremos menos cacharros que fregar, ¿qué más podemos pedir?

Sin más, os dejo con la receta de mi puttanesca. Contadme, si la hacéis, qué os ha parecido.

Ingredientes (aproximadamente 4-6 raciones):

  • Pasta, la que prefiráis. Ajustad la cantidad según las raciones que queráis preparar.
  • Aproximadamente, 100 gramos de tomates tipo cherry.
  • 3-4 tomates frescos maduros, también os sirve una lata de 400 gamos de tomate natural triturado.
  • 4 tomates secos, de los que no van en aceite.
  • Aproximadamente 8 aceitunas de kalamata (normalmente son en salmuera), sin el hueso.
  • Una cucharada de aceitunas negras, sin hueso.
  • Una cebolla de tamaño medio.
  • 2 dientes de ajo, pelados.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • 2 cucharadas de pasta de tomate.
  • 2-3 ramas de albahaca fresca, sólo las hojas.
  • Una cucharada de orégano seco.
  • 2 cucharaditas de alcaparras en salmuera.
  • Opcional: si os gustan los sabores fuertes, añadid una cucharadita de pasta de miso.
  • Yo no le añado sal porque las aceitunas y las alcaparras ya llevan y a mí me basta, pero podéis añadir si queréis.

 

Elaboración:

  • En una olla, calienta el aceite de oliva. Cuando esté caliente, añade la cebolla y el ajo y rehoga hasta que el ajo esté dorado y la cebolla blanda. Añade después las aceitunas de kalamata trituradas, los tomates maduros (o tomate triturado) cortados en trozos y su jugo, los tomates secos troceados, la pasta de tomate y el orégano y deja que hierva. Si quieres añadir miso para darle un toque más potente a la salsa, hazlo en este punto. El mismo perderá sus propiedades probióticas por el calor, pero aportará mucho sabor a la salsa.
  • Una vez que hierva, baja el fuego a la mitad y añade la pasta vigilando que esté cubierta completamente por el líquido de la salsa. Si es necesario, corta la pasta por la mitad y añade más agua, justo para cubrirla ya que si añadimos demasiada cantidad de agua quedará una salsa aguada.
  • Cocina, a fuego medio y removiendo con frecuencia, hasta que la pasta esté “al dente” (unos 8-10 minutos dependiendo de la pasta). Añade en este punto las alcaparras, las aceitunas negras troceadas, la albahaca y los tomates cherry cortados por la mitad.
  • Apaga el fuego, remueve todo para que se mezcle bien y deja reposar durante un par de minutos. Decora, si quieres, con un poco más de albahaca y sirve.

 

 

Espero que os guste tanto como a nosotros 🙂

 

Share This