Albóndigas Suecas Veganas / Vegan Swedish "Meatballs"

Siempre he considerado la gastronomía una parte muy importante de la cultura de cualquier país, ya que la comida envuelve gran parte de nuestros actos sociales. Como vegana, una de las cosas que más me gusta hacer es “veganizar” los platos con los que siempre he disfrutado, creando versiones sin ingredientes de origen animal. Como inmigrante en Suecia, me gusta también experimentar con recetas típicas de aquí creando sus versiones veganas. He compartido ya alguna receta sueca en el blog pero, si hay un plato sueco que todo el mundo conoce, son las albóndigas.

Hoy es el día de Suecia y, habitualmente, se celebra con música, baile y picnics. Desgraciadamente el clima no ha acompañado mucho (también muy habitual por estas tierras), pero no es excusa para no disfrutar de nuestras albóndigas. La característica principal de las albóndigas suecas es que son bastante compactas y suelen ser de tamaño pequeño, para que las puedas meter enteras en la boca. Lo más habitual es comerlas acompañadas de salsa de arándanos rojos (lingonsylt), patatas en puré o asadas y salsa tipo “gravy”. Yo he utilizado lingonsylt casero que hace mi suegra, patatas asadas especiadas y una salsa espesa de champiñones que no lleva aceite, pero podéis tomarlas como más os apetezca.

Las especias que utilizo son las que, según mi experiencia, hacen que el sabor sea lo más parecido posible a las tradicionales. Si no os gusta alguna de las especias, podéis omitirla aunque el sabor ya no será el mismo. Recordad que siempre podéis adaptar las recetas a vuestro gusto y darles vuestro toque personal. Como siempre, podéis congelar las albóndigas que no vayáis a consumir para tenerlas a mano en el congelador.

Sin más, os dejo con la receta para que las podáis disfrutar cuanto antes.

Ingredientes (aproximadamente 6 raciones):

  • 200 gramos de soja texturizada fina (pesada en seco).
  • Un poco de agua o caldo vegetal para hidratar la soja. Si utilizáis caldo, quedará mejor.
  • 200 ml de leche de soja sin azúcar ni edulcorante. Podéis utilizar cualquier otra bebida vegetal si lo preferís, pero es importante que sea sin endulzar.
  • 70 gramos de pan rallado.
  • 1 cucharada de salsa de soja.
  • 1 cucharada de humo líquido. Si no encontráis humo líquido, podéis echar un poco de pimentón ahumado.
  • 1 cucharada de cebolla en polvo. También podéis utilizar cebolla cortada en trozos muy pequeños si lo preferís. Yo creo que la textura queda mejor con cebolla en polvo.
  • 1 cucharadita de ajo en polvo.
  • 1/2 cucharadita de cardamomo en polvo.
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra en polvo.
  • Una pizca de nuez moscada en polvo.
  • Una pizca de comino en polvo.
  • 2-3 cucharadas de aceite, el que prefieras, para freír las albóndigas en una sartén. Las puedes hacer también al horno, pero creo que quedan mejor en sartén.

 

Elaboración:

  • Hidrata la soja en el caldo vegetal o agua. Si lo haces en líquido caliente, con 10 minutos es suficiente. Escurre.
  • En un bol, mezcla la leche de soja (o la que utilices) con las especias y remueve. Añade el pan rallado y la soja texturizada y mezcla con la mano.
  • Añade la salsa de soja y el humo líquido y mezcla de nuevo hasta que la mezcla quede homogénea. Debe tener humedad, pero ser fácil de compactar con las manos. Si te ha quedado demasiado húmeda la mezcla, añade un poco más de pan rallado. Si te ha quedado muy seca, puedes añadir un poco de agua, caldo o la leche que hayas utilizado.
  • Toma pequeñas porciones de la masa y forma bolitas compactas con la mano.
  • Enciende el horno a 180 grados.
  • En una sartén, pon el aceite que quieras utilizar y dora las albóndigas dándoles la vuelta frecuentemente. Con un poco de aceite es suficiente. No es necesario que estén “nadando” en aceite. Cuando estén “marcadas”, retira de la sartén para hacerlas después en el horno. Si no quieres utilizar horno, tenlas en la sartén un poco más, hasta que estén hechas del todo.
  • Pasa las albóndigas a una bandeja apta para horno y hornea (una vez que el horno esté caliente), durante aproximadamente 7 minutos. También las puedes hacer sólo en la sartén dorando durante más tiempo, pero creo que quedan mejor con sartén primero y horno después.

 

Espero que os gusten!