Flan de calabaza Veggie Boop

En casa, procuramos aprovechar al máximo los alimentos que compramos y no tiramos nada innecesariamente. Como el otro día hice la crema de calabaza y naranja y me sobró un poco de calabaza asada, me atreví a experimentar y ha salido un flan muy rico y saludable ya que no contiene azúcar refinado. Como siempre, al no llevar ningún ingrediente animal, es apto para personas alérgicas a lácteos o huevo, para personas veganas y (por supuesto) para cualquiera que quiera probar este postre.

Los ingredientes son bastante simples y fáciles de conseguir, excepto quizás el agar-agar que ya he utilizado en algunas recetas. No es un ingrediente económico, pero al utilizar muy poca cantidad y no ser un ingrediente que utilicemos a diario, no resulta demasiado caro. Yo lo utilizo en polvo y lo compro en el supermercado, aunque también se puede encontrar entero. Tened en cuenta que, si lo utilizáis entero, la cantidad necesaria varía y necesitaríais un poco más. El agar-agar nos ayuda a conseguir muchas texturas diferentes en platos como quiches, panna-cotta, flan…

Como veréis, los demás ingredientes son muy comunes y es muy probable que los tengáis en casa. No he añadido ni azúcar ni ningún tipo de endulzante porque la calabaza ya aporta dulzor y a mí la leche de coco me resulta dulce, pero probad la mezcla antes de enfriar por si queréis endulzar. Tened en cuenta también que hay variedades de calabaza más dulces que otras, así que endulzad o no según vuestra preferencia. En cuanto a la elaboración, es tan sencilla que apenas necesita explicación y creo que puede ser divertido que los peques de la casa ayuden a preparar este flan.

Os dejo con la receta y estoy deseando que me contéis si lo habéis probado.

Ingredientes (8 raciones):

  • 2 latas (400 ml cada una) de leche de coco.
  • 120 gramos de calabaza asada (y pelada). La calabaza la asé para la receta de crema de calabaza que os enlazaba antes, horneada 40 minutos a 200ºC / 392 ºF.
  • 2 cucharaditas de agar-agar en polvo.
  • 1 cucharadita de vainilla.
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo.
  • Una pizca de clavo en polvo.
  • Opcional: para decorar, yo he utilizado un par de cucharadas de sirope de dátiles para seis flanes como el de la foto.

 

Elaboración:

  • Con la ayuda de un procesador de alimentos, mezcla todos los ingredientes hasta conseguir una textura líquida y sin grumos.
  • Vierte la mezcla en una cazuela y pon ésta al fuego. Sin dejar de remover, lleva la mezcla a ebullición y deja que hierva un par de minutos.
  • Retira del fuego y vierte la mezcla en los moldes que vayas a utilizar.
  • Deja enfriar a temperatura ambiente y, cuando esté a temperatura ambiente, guarda en el frigorífico hasta el momento de servir.

 

Y ya está, ¿a que es una receta muy sencilla?

¡Espero que os guste!

 

VALORES NUTRICIONALES APROXIMADOS POR RACIÓN (INCLUYENDO LAS 2 CUCHARADAS DE SIROPE DE DATILES)

Energía 181,23 Kcal

Vitaminas: Ácido fólico 8,6 µg A 863,25 IU C 0,7 mg E 0,18 mg K 0,42 µg

Minerales: Calcio 10,06 mg Cobre 0,02 mg Hierro 1,32 mg Magnesio 12,98 mg Manganeso 0,07 mg Fósforo 7,65 mg Potasio 74,81 mg Selenio 0,12 µg Sodio 37,45 mg Zinc 0,11 mg

Carbohidratos 7,68 g De los cuales: Fibra 0,26 g Almidón 0,90 g Azúcares 6,28 g

Grasas 14,76 g De las cuales: Saturada 13,41 g

Proteínas 1,53 g No reflejo el contenido en aminoácidos porque, como podéis ver, el contenido en proteínas de este plato es muy bajo.