Bombones Ferrero Veganos

La Navidad es una época complicada para mí, ya que por un lado evoca recuerdos muy felices y por otro hace más evidente la falta de quienes ya no están. Una parte importante de estas fechas, aparte de la decoración y los regalos, es la comida. Casi todas las familias procuran hacer platos más especiales en estas fechas, y los dulces suelen estar siempre presentes. En casa, comprábamos los típicos bombones “Ferrero Rocher” prácticamente sólo por estas fechas, así que realmente me apetecía mucho hacer una versión sin lácteos y además sin añadir azúcar (lleva la que lleve el chocolate negro).

Para quienes no los conozcáis, son unos bombones de chocolate que llevan en el centro una avellana, recubierta de crema de chocolate, recubierta de chocolate y rebozada en avellanas troceadas. En este caso, he hecho una crema de cacahuetes y algarroba para rellenar el bombón. He utilizado algarroba porque tiene un sabor dulce de forma natural, y no es necesario endulzar ni con azúcar ni con ningún edulcorante. La algarroba en polvo se puede encontrar en muchos herbolarios y en algunos supermercados y tiendas de alimentación. Por supuesto, podéis utilizar cacao en polvo si lo preferís y no os importa que queden un poco más amargos, adaptad la receta a vuestro gusto.

El procedimiento es muy fácil y, además, los podéis preparar con antelación y conservar congelados. Se pueden comer sacados directamente del congelador (yo lo hice así para la foto que acompaña a esta receta), pero se aprecian mejor los sabores si se dejan a temperatura ambiente un rato o si se conservan en el frigorífico. Os dejo con la receta, para que podáis incluirla en vuestro menú navideño.

Ingredientes (para unos 40 bombones):

  • Aproximadamente 350 gramos de cacahuetes sin sal. Yo los he comprado crudos, pero podéis utilizarlos tostados si queréis.
  • Aproximadamente 200 gramos de avellanas tostadas. Reservad unas 40 enteras, el resto son para decorar.
  • 150 gramos de chocolate negro, yo he utilizado una tableta del 85% para esta receta. Me sobró chocolate, así que seguramente sirva también con menos chocolate.
  • 2 cucharadas de algarroba en polvo.
  • 1 cucharada de aceite de coco. No es imprescindible, pero ayuda a que el chocolate solidifique mejor al enfriar.

 

Procedimiento:

  • Reserva las avellanas que vayas a utilizar para rellenar y tritura el resto, vierte las avellanas trituradas en un recipiente.
  • Tritura los cacahuetes, como si fueses a hacer mantequilla de cacahuete, pero dejando de triturar cuando la textura sea la de una crema espesa. Yo he tostado los cacahuetes antes de triturar, porque los utilizo crudos, pero si los tuyos están ya tostados no es necesario.
  • Añade la algarroba en polvo y tritura unos segundos, para que se mezcle bien. Si quieres, aparta un poco de la crema de cacahuete para hacer algunos con algarroba y otros sin (o todos sin, como prefieras).
  • Vierte la mezcla en un recipiente y guarda en el frigorífico, ya que será más fácil formar las bolas con la crema fría.
  • Cuando tengas la crema fría, funde el chocolate con el aceite de coco. Cuando esté fundido, retira del fuego y remueve con una cuchara para que se vaya enfriando. Luego, deja que repose un rato mientras formas las bolas.
  • Para hacer las bolas, toma un poco de la crema de cacahuete, coloca una avellana en el centro y dale forma. Coloca las bolas en una bandeja forrada con papel para hornear.
  • Cuando tengas las bolas formadas, ve cubriéndolas de chocolate una a una. Yo me he ayudado de dos cucharas para cubrirlas de una forma uniforme, directamente sobre el cazo, pero hazlo como te sea más cómodo.
  • Cuando estén cubiertas, espolvorea las almendras troceadas y mete la bandeja en el congelador durante al menos media hora. Esto hará que enfríen rápidamente y que el chocolate solidifique.

bombonespasoapaso

Ya están listos para disfrutar, espero que os gusten!

 

 

 

Share This